Fecha: 19 de Noviembre del 2016  

Te voy a extrañar. Por Maximiliano Barraza 

Te voy a extrañar, preciosa.

Te adoro y me rehúso con dolor a ya no verte de la misma manera, pero no está en mis manos. Estos últimos días no he dejado de pensar en ti, en todo lo que me dejaste, lo que aprendí, los corajes y en ese gran amor que desarrollé con el paso de los años.

La primera vez fue por dinero. Si, fue una “invitación” a cambio de 250 mil dólares. Los venezolanos negociaron sus cupos con los de mayor arraigo, los más ganadores, con América y Guadalajara. Quedaron fuera, pero con la cartera llena. Llegó el Gremio de Ronaldhino y Vasco Da Gama. Los de Coapa, reforzados por Mohamed, dijeron adiós en octavos ante River, Chivas pagó el noviciado.

Poco después, recuerdo la primera travesura. Otra vez el “Turco” apareció pero ahora en la primera victoria mexicana en cancha ajena. Monterrey se impuso a Nacional de Uruguay en el Centenario pero no alcanzó para avanzar.

La tercera vez fue a la mala. América y Atlas comprendieron con dolor, la magnitud de intentar quedarse contigo. La academia de La Volpe puso en jaque a River Plate, y se metieron hasta cuartos, sucumbiendo ante Palmeiras. A Cuauhtémoc Blanco poco le intimidaron las amenazas de muerte en Colombia y terminó “matando” a América, pero de Cali. En semifinales las águilas chocaron ante un gigante; Boca Juniors. Fueron maltratados y humillados en La Bombonera, “La 12” no se cansó de hacer mofa de los mexicanos y su Chespirito. Revertir un 4-1 lucía imposible, pero en el Azteca, los de Coapa mostraron gallardía y casi logran la hazaña con un 3-0, pero Walter Samuel mandó a Boca a la final.

Luego llegó la edición más entrañable para la mayoría. Cruz Azul tuvo su momento más memorable en los últimos años. Fue líder de grupo, dejó fuera a River y Central, teniendo el respaldo del Azteca. Ante los millonarios, Palencia mostró la bandera mexicana bordada en su camiseta a los americanistas que alentaban a River. En Rosario, en la vuelta de la semifinal, el plantel recibió llamadas peligrosas, hubo mañas y todo un “Gigante de Arroyito” presionó pero los celestes avanzaron. En la final, otra vez Boca fue el verdugo, otra vez los penales, pero fue la primera ocasión en la que México casi toca la gloria.

A partir de ahí muchos voltearon a verte con mayor importancia. Esta vez Morelia acompañó a América. Llegaron a cuartos de forma invicta y se eliminaron entre ellos. América se metió a las semifinales, pero Sao Caetano fue el villano.

En 2003, Cruz Azul buscó revancha, mientras que Pumas debutó. Recuerdo una noche bochornosa en C.U ante Peñarol que terminó en bronca. La UNAM no pudo ante Cobreloa en octavos, la maquina se despidió en cuartos ante el Santos de Robinho.

El año siguiente fue caótico. Santos Laguna y América jugaron una edición de locos. Los de Coapa se toparon nuevamente con Sao Caetano, ahora en octavos de final. Blanco desató una batalla campal en Santa Úrsula, se burló de los brasileños en la victoria momentánea de América, la visita empató y dejó fuera a los capitalinos. Estalló la furia en la cancha y en la tribuna, mientras la barra Monumental lanzaba una carretilla al campo, en el césped los golpes aparecieron. Multas aquí, sanciones allá. Santos Laguna se topó con River. En Torreón, las Gallinas ganaron, en Buenos Aires, los laguneros fueron víctimas de un afano tan tradicional y vergonzoso en una dudosa tanda de penales.

Después fue turno para Guadalajara, Tigres y Pachuca. Los felinos fueron muy superiores en su grupo y en octavos, pero tuvieron un pasaje triste cuando previo a su visita a Banfield, dos hinchas suyos fallecieron. En Argentina, se presentaron con sus cenizas. Al final, los Tigres fueron domados por Rogeiro Ceni y Sao Paulo en cuartos de final. Pachuca se impuso a Boca en casa en la ronda grupal. Para el duelo en Buenos Aires, Maradona sentenció “Nosotros, acá somos más guapos y patrones, y vamos a ganar 4-0”, y así fue. Los tuzos fueron eliminados en octavos ante otro mexicano; las Chivas. Guadalajara tuvo una participación espectacular. En los cuartos de final dejó fuera a Boca, le clavó 4 en el Jalisco con un futbol muy superior, en La Bombonera fue todo un caos. Recuerdo a Bautista, a las intimidaciones de Palermo, al hincha que brincó a la cancha, la lluvia de objetos arrojados por “La 12”, la patada del balonero y el escupitajo de Benítez. Los tapatíos avanzaron a la semifinal, pero se empalmó con la Confederaciones del 2005 y llegaron las bajas. Ni el jet privado que puso Vergara les alcanzó para vencer a Atlético Paranaense en semifinales.

Después, Chivas volvió a dar la cara. Mientras Pumas dio pena ajena sin ganar un solo partido y Tigres fue eliminado ante la Católica, Guadalajara tuvo una victoria histórica en el Morumbí de Sao Paulo, Bautista fue nuevamente enemigo público en Argentina ante Vélez y se coló hasta la antesala de la final. Sao Paulo cobró venganza y eliminó al rebaño.

En 2007, América regresó junto con Necaxa y Toluca. Los choriceros fueron líderes de grupo pero en octavos se toparon con el sorprendente Cúcuta, el infierno colombiano pesó más que el mexicano y se comieron 5 en la ida, suficiente para no revertir la situación en Toluca. Necaxa se coló a la siguiente fase y regresó al Azteca, pues Shakira ocupó el Victoria. Muslera de Nacional le cerró la cortina a los rayos y así dijeron adiós. América no pudo ante Santos de Brasil en los cuartos de final.

En fin, creo que me extendí. Pudiera escribir demasiado sobre ti, cuando Atlas regresó gracias a un volado o cuando a Chivas y San Luis los dejaron fuera por el virus de la influenza, pero a la edición siguiente jugaron la siguiente ronda. Ahí Guadalajara por poco hace historia en la final ante Inter de Porto Alegre. Pudiera recordar el fracaso de Monterrey en 2010 o la vistosa participación de Jaguares en 2011. A Chivas y Cruz Azul en 2012, a Tijuana y su valiosa participación en 2013, a León y Santos en 2014, a los Tigres del 2015 que se metieron al Monumental de River en la final, pero fueron muy inferiores. Y a los Pumas y Toluca de este 2016.

La Champions es moderna, cosmopolita y grandiosa. El mejor futbol, sin duda, pero yo tengo un romance contigo. Eres azarosa, mañosa y peligrosa. Estás llena de trampas y marrullerías locales. Vives en la altura boliviana, en la selva colombiana, o en el Río de la Plata. Hablas portugués, pero con acento paraguayo, peruano o hasta chileno. Te paseas en Ecuador o Venezuela pero en México no más. Esta semana me informaron que ya no te veré, al menos de la misma forma, con participación mexicana. Pueden decir lo que quieran de ti, pueden hablar sobre a quién le pesará más tu partida, que si eras necesaria o ya no tenía caso jugarte, lo que gusten y manden. Lo cierto es que te voy a extrañar, mi querida Copa Libertadores.



ENCUESTA
¿Quién es el culpable de la salida de Manzaneros?
La directiva del equipo
La presidencia de Cuauhtémoc
Los dirigentes de la Liga de Basquetbol


GALERIA
Patriotas vs Texanos el 14 de enero
Festejo de Green Bay al eliminar a Dallas
Jorge Gutiérrez parte del Body Issue 2016 d
Bravos en su preparación en Guadalajara

Aviso Legal
Mapa del Sitio
Hemeroteca
Contacto

© Todos los Derechos Reservados Deport.com.mx 2015.
Desarrollado por BACKEND Diseños Web